JUSTIFICACIONES = LIMITACIONES

 ¿Cuántas veces ponemos excusas que no nos creemos ni nosotros 
para justificar nuestra falta de acción (que en el fondo es pereza o miedo)?
¿Cuántas veces repetimos que algo es muy difícil o que no tenemos medios 
suficientes para excusar la interna realidad de que en el fondo no 
queremos o no nos atrevemos a hacer algo?
Para poder ser sincero y honesto por fuera, primero hay que serlo por dentro.
Debería ser más fácil admitir nuestras limitaciones para hacer algo 
que echarle la culpa a todo lo demás para no hacer nada. Por desgracia 
siempre conseguimos que suceda al revés...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si vas a decir algo ingenioso, positivo o medianamente constructivo, ESCRIBE. Si estás enfadado con la vida y eres un amargado con ganas de dar por culo, DEJA LAS TECLAS QUIETAS.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...